María José Morga PDF Imprimir E-mail
Saltar tabla de contenidos

Tabla de contenidos

  1. María José Morga (posición actual)
  2. Página 3
  3. Página 4
  4. Página 5
  5. Página 6

 

MEDJUGORJE (7-14/07/2007)

María José Morga

"¡Queridos hijos! También hoy, con gran gozo en mi corazón, los invito a la conversión. Hijitos, no olviden que todos ustedes son importantes en este gran plan que Dios guía a través de Medjugorje. Dios desea convertir el mundo entero y llamarlo a la salvación y al camino hacia El, que es el principio y el fin de todo ser. De manera especial, hijitos, los invito a todos desde la profundidad de mi Corazón: ábranse a esa gran gracia que Dios les da a través de mi presencia aquí. Deseo agradecer a cada uno de ustedes por sus sacrificios y oraciones. Estoy con ustedes y los bendigo a todos. Gracias por haber respondido a mi llamado!" ( mensaje de junio 2007). Antes de entrar en la Renovación Carismática, mi oración era bastante pobre, llevaba varios años rezando el rosario. Le pedía al Señor alguna intención y si se me cumplía rezaba el rosario durante un tiempo. Iba al trabajo en el metro y allí lo iba recitando. Sin embargo, me daba cuanta que lo rezaba mal, muchas veces mecánicamente sin enterarme ni de lo que estaba diciendo, pero tenía que cumplir ”la promesa” como agradecimiento a lo que el Señor me había concedido. Al entrar en la Renovación me pasó una cosa muy curiosa, cuando me proponía rezar el rosario encontraba como una pared frente a mí que me impedía rezarlo. Yo no entendía lo que me pasaba y de hecho durante dos años he podido rezar muy pocos rosarios. Mi oración entonces se centró en Jesucristo. A veces pensaba que me había olvidado de la Virgen y me daba un poco de pena. Empecé a oír hablar de Medjugorje a varias amigas que habían estado allí. Ellas venían entusiasmadas de la experiencia que habían vivido, sin embargo, yo no puse demasiada atención a lo que contaban. Alguna vez leí en internet los mensajes que la Virgen da a los videntes todos los meses, y la verdad es que no me atrajeron nada, me produjeron incluso un poco de rechazo, por lo cual nunca más volví a buscar ninguna información adicional en la red, hasta que no volví de Medjugorje . Este año, propusieron hacer una peregrinación a Medjugorje en el mes de julio. Por otro lado, en agosto había un viaje al Éxodo. Me apunté al viaje a Medjugorje varios meses antes sin saber si podría ir. Me apetecía mucho ir al viaje del Éxodo que era la continuación del que habíamos realizado el año anterior a Grecia. A medida que se acercaban las fechas para pagar, tuve que decidirme por uno de ellos, ya que no podía cogerme vacaciones en ambas fechas. Finalmente, elegí el viaje a Bosnia, porque sentía la necesidad de redescubrir a María. Al principio, la cosa también se complicó ya que coincidían los días de vacaciones que yo me tenía que tomar con los de una compañera, que iba a realizar un crucero con toda su familia. Lo dejé todo en manos del Señor. 2 Finalmente, ella pudo cambiar las fechas de su viaje, dejándome vía libre para ir a Medjugorje. A medida que se acercaba el momento del viaje, tenía más convencimiento de que la elección había sido la adecuada. Iba con el corazón abierto a reencontrarme con la Virgen, a que el Señor me mostrase a su Madre. Iniciamos el viaje el 7 de julio, un viaje largo y cansado ya que a las cinco de la mañana estábamos en el aeropuerto de Barajas y no llegamos ha Medjugorje hasta las 5 de la tarde.

 

 

Página 1 de 5

< Prev Próximo >