Sobre el P. Roy! PDF Imprimir E-mail

Para introducirme, os indico algunos puntos importantes de mi camino sacerdotal.

Hace ya casi 25 años que soy sacerdote en la diócesis de Quebec. Hace 4 años que soy sacerdote en la parroquia de Beauceville. He ejercido mi ministerio en muchas parroquias desde mi ordenación sacerdotal.

Desde hace 15 años, el ministerio de predicación me lleva a predicar en muchas parroquias fuera de mi diócesis.

He tenido la posibilidad de predicar 4 retiros a españoles, 2 en Medjugorje, 1 en Segovia y, el otoño pasado, en Barcelona. También he participado en retiros en Martinica, Haití y Francia para seminaristas de Ars. El año pasado, en junio, estuve en Brasil para que se abriera una capilla de adoración perpetua. En este viaje, más de 5 parroquias acogieron la predicación destinada a instaurar dicha capilla.

En el ejercicio de mi ministerio de oración y predicación, el Señor permite la liberación y la sanación. El Espíritu Santo está presente y permite recibir carismas.

En el ejercicio de este ministerio en España, con la ayuda del Señor, estuvieron reunidas en la fe personas del Opus Dei, del Camino Neocatecumenal y de la Renovación Carismática, y otras personas con sed de verdad y liberación. El Señor me ha dado la posibilidad de participar en muchos retiros carismáticos y he sido testigo de su amor y generosidad.

Que la voluntad del Señor se haga con la intercesión de San Juan de la Cruz y de Santa Teresa de Ávila.

El retiro tendrá como titulo: El Ministerio de Liberación.

Rezar para ser liberado. ¿Cómo rezar para ser liberado? ¿Quién puede rezar para la liberación? ¿Qué modos concretos se utilizan para seguir el ministerio de liberación de Cristo, ministerio de toda persona bautizada? ¿Cómo guardarse y mantenerse en la fe?

Recemos por este retiro porque toda gracia proviene de la oración. En este mes de marzo, que San José nos guíe y acompañe. En cada retiro vivido, habrá noches de adoración en las que cada uno participará a su ritmo. Jesús, nuestro verdadero maestro, será el predicador.

Os deseo un buen retiro a cada uno, donde el Señor lanza su llamada a seguirle siempre, a la escucha del Espíritu Santo.

Padre Ghislain Roy